MENÚ

Sobre mí:

Hijo de árabes nativos, nací en Ksar el Kebir (1972, Marruecos) en una casa llena de libros, y empecé a devorar libros árabes desde los 10 años, lo que me ha permitido tener una base solida en idioma y cultura árabe desde una edad temprana. Además, me han gustado los idiomas y siempre ha parecido que se me daban bien.

Tuve la ocasión de recibir formación paralela en árabe y francés al realizar los estudios primarios. Posteriormente, cursé mis estudios secundarios combinando las enseñanzas franco-inglesas aunque siempre inclinándome por el ámbito lingüístico árabe.

He estudiado la historia en la universidad de Abdelmalik Assadi (Tetuán, Marruecos), donde tenía la ocasión de empezar mi aventura en el mundo de traducción traduciendo un proyecto histórico del francés al árabe y tuve mi licencia en historia en la rama de traducción (1995). Además de mi formación educativa en español, he vivido y trabajado en España durante un largo período de tiempo y poseo un nivel de fluidez muy elevado tanto en español escrito como en oral.

Mi carrera profesional ha sido siempre vinculada con los idiomas y la traducción. Primero he empezado como traductor a tiempo parcial. Ahora trabajo como traductor a tiempo completo.

Para traducir se necesita tener un conjunto especial de habilidades. Escribir bien en su lengua es una de ellas. Porque el objetivo de una traducción no es solo encontrar las palabras equivalentes de un idioma en el otro, sino lograr un texto que exprese esas ideas en el mismo tono y estilo que el original; y además, que cumpla el objetivo que busca el texto, ya sea informar, transmitir emoción, seducir…